León Tolstoi

Bruguera, 1957

Porque hay libros de los que todos hablan y pocos leen. Para los que quieren conocer un poco más de la historia y el alma rusa a través de las reflexiones de Tolstoi y de personajes tan entrañables como Natacha Rostov y Pierre Besujov. Guerra y paz, ambas se mezclan como un gran cuadro de la vida humana, donde se suceden los juegos Infantiles, escenas de amor, fiestas, política, batallas, incendios, consejos de emperadores y generales, en la obra más famosa de León Tolstoi. Y todo nos produce la impresión de realidad, gracias a su maravillosa pluma capaz de detenerse en los detalles sin perder nunca de vista el gran escenario de la historia.“El general en jefe no se encuentra nunca en las condiciones del principio de un acontecimiento cualquiera, en los cuales nosotros creemos ver siempre la razón de aquél. Se encuentra siempre en medio de una serie agitada de acontecimientos, en una forma que nunca puede darse cuenta de toda la importancia del acontecimiento que se está desarrollando”.(…) “No encontrándola en su habitación fue a buscarla a la de los niños. Tampoco estaba allí; comprendió entonces Natacha que Sonia debía hallarse en el corredor, sentada en el arcón. El arcón del corredor era el depositario de las penas de la juventud femenina en casa de los Rostov. En efecto, Sonia, arrugando su falda de muselina rosa, estaba tendida sobre el viejo y deslucido cofre y con el rostro oculto entre las manos lloraba amargamente, sacudiendo convulsivamente sus tiernos hombros desnudos”.

¿Te gusta este artículo?

Puntuación promedio / 5. Votos:

Compartir

Marzo 21, 2020

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*