Marcos Fajardo

 

Quedémonos leyendo en la casa

 

En este momento de nuestra historia en que , paradójicamente, para ser solidarios y priorizar en el bien común, debemos aislarnos, la lectura puede salvarnos. Porque la lectura va más allá de los soportes y es una forma de estar con uno mismo y al mismo tiempo en contacto con el mundo.

Son muchas las plataformas y los libros que se encuentran disponibles en formato digital para leer desde nuestras casas. Sin embargo, ante esta avalancha de información, y como el tiempo no es ilimitado, hay que elegir bien.

Alejandría Chile quiere aportar en este sentido y para ello a continuación les entregamos un listado con algunas plataformas donde pueden encontrar buenas y diversas lecturas. Asimismo, nuestra sección “Qué se lee”, dedicada a las reseñas de libros, durante este período estará dedicada exclusivamente a libros digitales que se pueden encontrar en forma gratuita en la red.

Vamos a comenzar recomendando  algunos libros que las grandes editoriales han liberado en esta coyuntura de pandemia. Entre ellos hay algunos autores muy populares como María Dueñas con el El tiempo entre costuras; Carlos Ruiz Zafón  con La sombra del viento; Stieg Larsson con Los hombres que no amaban a las mujeres; C.S.Lewis con El León, la Bruja y el armario.  Todos ellos son del Grupo Planeta y pueden encontrarse en  forma gratuita hasta el 31 de marzo en  keepreadingencasa.planetadelibros.com .

Asimismo, el sello Mansalva subió a la web tres ebooks gratis con relatos del escritor argentino y Premio de Literatura Pablo Neruda,  Cesar Aira, Dante y Reina, Margarita (un recuerdo) y el cuento Cecil Taylor, sobre el músico de jazz estadounidense.

Para niños y jóvenes recomendamos el catalogo de Grandes obras de la literatura universal  que abrió para todos la  Editorial Norma . Aquí se pueden descargar libros como El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde; El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson;  La vida es sueño , de Calderón de la Barca; Odisea , de Homero; Las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain; El tigre de la Malasia de Emilio Salgari y muchos otros títulos escogidos.

También podemos aprovechar este tiempo para ir a buscar esos clásicos de la literatura, que están en la red hace mucho tiempo y que son de derecho público; es decir no tienen derecho de autor y son de toda la humanidad. Su valor literario, su capacidad de apelar a lo más íntimo y propio del ser humano de todos los tiempos los hacen especialmente valiosos en momentos como estos. En el sitio  www.elejandria.com se pueden encontrar cerca de 1000 títulos de literatura universal de derecho público ordenado por autor, categoría, colecciones, libros más descargados y últimos libros añadidos.

Y también podemos recurrir a las bibliotecas digitales que desde hace ya un par de décadas se han convertido en una alternativa y un complemento de las bibliotecas físicas. Es así que las más importantes bibliotecas nacionales del mundo destinan importantes recursos en la digitalización de colecciones y en el diseño de plataformas web que las disponibilicen a sus lectores, entre ellas Gallica de la Biblioteca Nacional de Francia; American Memory de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y  la Biblioteca Digital Hispánica de la Biblioteca Nacional de España (http://www.bne.es/es/Catalogos/BibliotecaDigitalHispanica/Inicio/index.html)son ejemplos señeros en este sentido. Y lo es también nuestra Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional de Chile a la que nos referiremos más adelante.

También  contamos hoy con proyectos transnacionales como la Biblioteca Mundial Digital de UNESCO (www.wdl.org).  El sitio, inaugurado el año 2009,  cuenta con la participación de 193 países y está disponible en los principales idiomas del mundo. Hay textos, peliculas, grabaciones, fotografías, partituras y mapas que datan desde el año 8.000 AC hasta nuestro días.

La Biblioteca Cervantes http://www.cervantesvirtual.com/ fue creada por la Universidad de Alicante  y reúnen los principales libros  clásicos en habla hispánica así como otros archivos  con estudios críticos y de investigación, materiales históricos, periódicos y revistas, audiovisuales, archivos sonoros no sólo de España sino también de América Latina.

Para quienes amen  sobre todo los cuentos, recomendamos  el sitio Biblioteca Digital Ciudad Seva, https://ciudadseva.com/biblioteca/,  que reúne a los cuentistas más importantes del mundo en versiones cuidadas y de calidad. Si queremos irnos a los clásicos de la literatura la Biblioteca Digital ILCE, http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/, de México, entrega una buena selección con traducciones y versiones cuidadas de cientos de textos clásicos, desde Goethe, Chejov, Oscar Wilde  y muchos más.

En nuestro país los proyectos de bibliotecas digitales comenzaron hace ya dos décadas, convencidos de que era la forma de acercar la lectura a los lectores “Si Mahoma no va a la montaña la montaña debe ir a Mahoma”. La Biblioteca Nacional de Chile, desde el año 2000, ha idestinado muchos esfuerzos en proyectos de digitalización de sus colecciones y así llegar a un público que no concurre a las bibliotecas.

El primero de ellos es Memoria Chilena, www.memoriachilena.cl una plataforma virtual de contenidos culturales que ofrece investigaciones y documentos relativos a los temas claves que conforman la identidad de Chile, accesibles a través de las áreas de Historia, Literatura, Ciencias Sociales, Música y Artes Visuales.

Libros, revistas y periódicos en ediciones originales, fotografías, dibujos, láminas, grabados, pinturas, registros sonoros, mapas, planos, partituras y archivos de prensa forman parte de su contenido. Son más de  2800 libros para descargar así como cientos de unidades temáticas sobre los principales tópicos de la cultura, el arte, la literatura y la historia chilena. Destacamos hoy libros de Alejandro Sieveking, Pedro Balmaceda, Gabriela Mistral, Alberto Blest Gana, María Monvel, Raúl Silva Castro, Alberto Rubio, Adolfo Couve y muchos más.

Para los niños , el sitio Chile para Niños también de la Biblioteca Nacional, es un hermoso espacio interactivo orientado a la educación de los más pequeños en la valoración de nuestro patrimonio. Junto con sus personajes Memoriosa y el Buho Medina, quienes viven en la Biblioteca Nacional,  lleva a los niños a conocer y gozar con nuestro patrimonio cultural y natural: Chiloé mágico, Arquitectura y cocina chilena, Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Nicanor Parra, La flora chilena, Juegos tradicionales, La Cordillera de los Andes y muchos más

Para los que quieren sentirse en una biblioteca y explorar  por sus pasillos lo que ella contiene,  está disponible la Biblioteca Nacional Digital de Chile, www.bibliotecanacionaldigital.gob.cl. Esta es una plataforma que fue realizada en el contexto del bicentenario de la Biblioteca Nacional y que reúne todos los servicios y colecciones digitales. Puede realizarse una visita virtual que permite recorre los hermosos salones del edificio construido en 1913;  y también acceder a Fondos y Colecciones, como la famosa Sala Medina,  la colección de mapas  y  las bibliotecas territoriales. Esta plataforma cuenta también con la asistencia y orientación de profesionales especializados.

El aislamiento es mucho menos duro con un libro y con una biblioteca a tu disposición. Qué suerte que este momento de confinamiento nos encuentre con tantas posibilidades de leer como grande sea nuestra curiosidad.

¿Te gusta este artículo?

Puntuación promedio / 5. Votos:

Compartir

Marzo 23, 2020

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*