Emanuele Carrere

Anagrama Editor, 2016

Esta novela tiene algo de esas muñecas rusas que siempre esconden otra más dentro de ellas. Entre reportaje, autobiografía y ficción, Carrère demuestra esta capacidad para mirarse descarnadamente, y no separar su vida y sus fantasmas de su trabajo, aun cuando quede exhausto. La obra es un reportaje sobre un húngaro que, capturado al final de la Segunda Guerra mundial, pasó 50 años encerrado en un manicomio en lo más recóndito de Rusia; es también la búsqueda de la huella del abuelo materno sobre el que pesa un duro secreto de colaboracionismo; y todo atravesado por la propia historia de amor y dolor del autor.

“Es de lo que quería hablarte en esta carta, de nuestro sufrimiento (…)Creo que fuiste heroica. Desde la chica pobre y radiante de la que tanto me gusta contemplar las fotos hasta la apoteosis social de los últimos años, has seguido tu camino sin desviarte nunca, con una determinación y una valentía que me dejan atónito, pero en este camino por fuerza has sufrido muchos daños. Te prohibiste sufrir pero también prohibiste que se sufriera a tu alrededor.(…)Tú no nos negaste, no, tú nos amaste, hiciste todo lo que estuvo en tu mano para protegernos, pero nos negaste el derecho de sufrir y nuestro sufrimiento te rodea hasta el punto de que es necesario que alguien lo asumiese un día y le diera voz.”

¿Te gusta este artículo?

Puntuación promedio / 5. Votos:

Compartir

Enero 13, 2020

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*